jueves, marzo 07, 2013

ADELA


IN MEMORIAM Adela Corporaal 01/03/13

¿Y, ahora cómo, Adela? Si todo es raíz desde tus palabras a mis huesos, si todo está cincelado en el silencio de la roca: ¿Y, ahora cómo, Adela? En luz…siempre en luz, Adela…

Ahí donde descansa el agua para la sed y, análoga es la poesía en  las almas, me dejo cobijar por tu valentía dulce; por tu lucha incansable en la cuerda del tiempo; donde tus pasos fueron el equilibrio justo de la razón y la honesta forma del verso. Me he quedado con la voz de tu flor y con las manos de tu viento, porque sólo en esta dualidad exististe y te desnudaste plena, dejando  mentiras y vilezas sacrificadas donde la estupidez es reina, princesa, y esclava de sí misma…

Tú me sabes, Adela, tú me sabes… me sabes donde yo en ti, y desde nuestros espejos empañados de lunas. ¡Qué necias que fuimos, para reivindicar las fracturas del silencio, en las batallas de los oídos sordos! ¿Y, ahora cómo, Adela? Si las manos me tiemblan con tu ausencia, en este sacrificio inútil donde el verso se hace lágrima…

Tengo que dejarme ahora, en cada segundo donde habitó nuestra fe, pero se siguen haciendo lágrimas los versos, Adela, y esa elipsis de tu alma se me anuda en el esófago, y no, no me da vergüenza quererte como te quiero, acaso mi consuelo de saber que no muere el amor.

Alma de la pampa, pájaro de austros trinos, voz del ombú… ¿Dónde es que te encuentras hoy, más allá de mi pecho y de mis sienes? No, no te dejo, y sé que no me dejas, porque fuimos y seremos voz y palabra del verso pequeño, al que no le importa ser humilde…

Aquí te quedas, Adela, en este pedazo de poema que escribimos juntas para restañar la dignidad de las palabras violadas, agredidas y humilladas… donde mi gratitud late como un sol dulce, casi igual al de tus ojos.

Mujer… metáfora sureña de argentinas luces, donde la amistad encuentra su nido y la justicia opaca a la mentira… Compañera y maestra, donde la renuncia nunca encontró su camino.

Simplemente AMIGA.

Issa Martínez Llongueras

1 comentario:

RECOMENZAR dijo...

me gusta el giro de tus palabras